Sunday, November 1

... y entonces llegó el viento



No diré que fuese muy a menudo
-porque no lo fue-
pero de cuando en vez
aún me sorprendía a mi mismo
rebuscando en los bolsillos
con la esperanza de encontrar
algún resto de aquel polvo gris
algo que no fuese reproche
un pedazo feliz de su recuerdo
pero una y otra vez
me encontraba decepción.

Del humo del incendio
dejé de recordar hasta
el tacto de su olor
y con la fe perdida
y la cabeza dormida
paseaba solo
siempre de noche
sintiendo aún
el peso de su ausencia
y a cada paso que daba
sabía que jamás
volvería a mí.

Un día,lejos de casa
y por casualidad
embarqué rumbo
ningunaparte
sólo por unos días
-pensé-
y con las velas
extendidas hacia
ningunadirección
esperé que la brisa
me llevara hacia
ningúnlugar.

Pero la brisa
no tardó en
convertirse en viento
y el viento
no tardó en
convertirse en huracán
y el huracán
me llevó hacia
donde yo jamás
pudiera haber
soñado que lo hiciera.

Y durante el viaje
el viento me limpió
se llevó todas las cenizas
y termino con la duda
la eterna duda de su ausencia.






Mp3: Tito Leonard@Isle of Wight...o Castrelos

6 comments:

novAmaz said...

me gusta, as usual ;-)

Lala lalala said...

Espera que sople EL VIENTO A FAVOR ;-)

Pablo said...

Bueno, es bueno.
Me gusta.

El viento limpia, purifica y vacía el alma para poder volver a llenarla.

errepetrés: said...

visite esta blog señor ouh yeah!
http://vigobikecontest.blogspot.com/

Alhy said...

¡Que forma más silly de encontrar tu blog! No sabía que también te habías trasladado a la blogosfera (ni que escribías poesía). Doble sorpresa, señor capitán ;)

Espero que todo vavay bien.

Saludos desde el norte del norte ***

Belu y Dani said...

Me gustó mucho, voy a seguir leyéndote :)