Tuesday, January 1

El entrecaminos

Hace tiempo escuche cierta historia sobre un joven que se perdió mientras regresaba hacia sí mismo.

Este joven,se encontró desoladoramente sólo en mitad de la oscura noche en la que su vida se había convertido sin saber cual era el camino que lo llevaría de vuelta hacia la persona que era antes de partir.No tardó en comprender la imposibilidad de llevar a cabo tal retorno,pues ya no recordaba quién era él antes de emprender aquel viaje.¿O había sido una huída?No era capaz de recordarlo...

Así que se le ocurrió volver hacia aquellas personas que lo conocían cuando todavía era él,más una por una,viaje tras viaje,no logró encontrar a ninguna de ellas donde recordaba haberlas visto por vez última.Desesperanzado levantó un campamento en medio del vacío,en mitad de la nada que era su existencia.Mientras tuviera ilusiones que arrojar al fuego para mantenerlo caliente y vivo no habría problema alguno y cuando viera que estas empezaban a agotarse saldría a buscar más,sabía donde encontrarlas.

Durante un largo tiempo esto funcionó.Tenía su hogar temporal entre un cruce de miles de caminos y en cuánto necesitaba de ilusiones para quemar,tan sólo tenía que coger algunos de aquellos caminos y rápidamente encontraba algo con lo que calentarse.De este modo esperaba poder recordar de dónde venía él,quién era él antes de dejar de serlo.O también podía ser que un día,por puro azar,cogiese el camino de regreso mientras buscaba ilusiones.

Mientras contemplaba aquel fuego donde ardían esperanzas y sueños no dejaba de convencerse de que algún día regresaría a aquel lugar que tanto echaba de menos.Aquel convecimiento era su mayor ilusión,una que le envolvía como un cálido manto y lo resguardaba del humo del fuego. Una tras otra todas aquellas ilusiones ardieron en la fantasmal hoguera y pronto los caminos empezaron a mostrarse desiertos ante él,cada vez había menos esperanzas,sueños o anhelos con los que mantener viva la lumbre.

Hasta que un día se encontró sólo ante una gran montón de brasas que lentamente amenazaban con extinguirse y tan sólo le quedaba aquella manta que con había ido tejiendo con el paso del tiempo como vía para mantener su cordura,como medio para mantener la esperanza.Cada vez tenía más frío,así que cada vez se envolvía más y mas en la manta,hasta que quedó por completo encerrado en ella.Al principio se sentía caliente,cómodo y seguro pero no tardó en parecerle un espacio demasiado pequeño y limitado como para permanecer allí por siempre,aparte tenía la sensación de que algo ocurría fuera,de que algo estaba naciendo de entre las cenizas.De modo de que empezó a arañar con sus manos aquel tejido que el mismo había formado,sin descanso rasgaba capas y capas de tela que se deshaciá en pequeños filamentos de polvo, como si de la más dura de las rocas se tratase.Estuvo así mucho tiempo y no se desanimaba pero las fuerzas comenzaron a fallarle progresivamente,hasta que llegó un momento en el que totalmente deseperanzado ya,se desfalleció y mientras se encontraba tendido en el centro de la manta con los ojos cerrándosele del cansancio lo vió.Entró alli un pequeño rayo de sol que venía fuera y se coló dentro de su larva.Hacía tanto tiempo que no veía la luz del día que aquello le dio las fuerzas necesarias para abrirse paso atarvés de aquella rendija y salir al exterior.Cuando por fin lo logró,se quedó maravillado.Ante él,dónde antes tan sólo había cenizas,ahora se extendía el mas precioso de los bosques que jamás había contemplado,repelto de árboles de los sueños,de ilusiones vivaces y saltarinas y de un gran río de los anhelos y deseos,todo ello bañado por la radiante luz del sol.Ante él se encontraba su hogar,el sitio dónde siempre había deseado estar,la versión mejorada del sitio de donde creía venir.

Porque sin darse cuenta y mientras buscaba el camino de regreso hacia sí mismo,se había creado un Yo mejor.Pero nunca había estado sólo,ya que sin la duda y la incertidumbre,sin el miedo y el temor de no poder volver a ser él mismo de nuevo, nunca hubiera podido conseguirlo.


Y así aquel joven vivió allí,hasta la siguiente vez que decidió partir...


Pero esa ya es otra historia que aún no me han contado.

2 comments:

novAmaz said...

Muy Bueno.

Solo apuntaré que se hace muy corto el final.




PS: Muy Bueno.

morriña said...

soy estela..



me lo lei dos veces
y bueno,parece la descripción
de la adolescencia,por lo menos
yo lo veo así..exceptuando que
ese "Yo,mejor" a veces no llega
jajaja pero bueno,a mi me llegará
y seré una mujer de provecho que
no pase desapercibida en este mundo
..y espero que sea por escribir,
aunque aún me queda mucho..

Gracias por tener veinticinco
años y aún responderme a todas
las cosas y escucharme aunque
tenga quince..jaja,eres un ejemplo
de persona NO convencional,..